1. Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos y diferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocerme a mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijo una voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquella voz :
Razón.– Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién la encomendarás para seguir adelante?
Agustín. –A la memoria.
R.– Pero ¿es lo bastante firme para retener bien tus pensamientos?
A.– Difícil me parece, o más bien, imposible.
R.– Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud te resistes al trabajo de escribir? Mira: estas cosas no se pueden dictar, pues requieren completa soledad.
A.– Verdad dices. Y por eso no sé qué hacer
R.– Pide fuerza y ayuda para lograrlo, y pon esa misma petición por escrito, para que escribiendo aumenten tus bríos. Después resume lo que vayas descubriendo en conclusiones breves. No te inquietes por lo que pida una masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. (San Agustín)

21 febrero 2010

EL EXTRAÑO CASO DE DOLORES LOLITA LOLA






La novela " El extraño caso del doctor Jekyll y mister Hyde",  no necesita  aclaraciones, o el  Doppelgänger  que es el término alemán utilizado para definir el doble fantasmagórico de una persona viva. Etimológicamente significa doble andante o el que camina al lado.Generalmente se utiliza para designar el concepto de nuestro gemelo malvado que, en las mitologías nórdica y germánica, se nos aparecería como augurio de calamidades o para aconsejarnos fatalidades. El doppelgänger -que no arroja sombra ni reflejo en los espejos- evocaría así nuestro reverso tenebroso, conectando de esta forma con un concepto esencial del taoísmo, el yin y el yang , la dualidad existente dentro de cada ser viviente y por reducción, dentro de cada uno de nosotros. Y de la misma forma que el yin no puede existir sin el yang, tampoco nosotros existimos sin esas sombras de nuestros espíritus.


Casi todos tenemos asumido que en nuestro ser hay " varios  yos",  todo ello dependiendo de los momentos, circustancias, compañias...
Pero adentrandome en este pensamiento me revelo ante la idea de digerir y asumir que un solo ser, cerebro o espíritu pueda manifestarse de diversas maneras o formas y asumirlo tan elegantemente, naturalmente y cotidianamente como nuestra conciencia necesite, me parece un acto de cobardía aceptar el hecho de permitirnos ciertos rasgos y conductas dependiendo de nuestro estado de ánimo sin tan siquiera cuestionarlo.
Intentando darme una explicación racional  a esta percepción o tal vez un simple pretexto dominical he encontrado una interpretación personal.

La solución a esta ecuación mental radica que todo es cuestión de quimica.
Se dice que nosotros somos nosotros y nuestras circustancias, pero no todos reaccionamos igual antes las mismas circustancias adversas o favorables.
Nuestra forma de enfretarnos ante los mismos eventos diarios y realidades,  de vivirlos o sentirlos depende de como lo interprete nuestro cerebro y las señales que transmita a nuestros sentidos.
Partiendo de aquí nuestros pensamientos y acciones dependerán del estado de nuestra "sesera" que al igual que en " El extraño caso del doctor Jekyll y mister Hyde" todo dependerá de la pocima mágica que ingiramos para alimentar o dañar a nuestros neurotransmisores, dopamina, adrenalina, serotonina y ¡como no! de la testoesterona o los estrógenos.



Aclarada esta cuestión se me plantean otras:
¿Con cual de todos "esos yos" quiero quedarme para ser coherente con mis acciones?
¿Que debo ingerir para alimentarme, para estar propicia para un estado de ánimo y de reacción que me sea favorable?
¿Cafeína, vitamina C, esteroides, PCP, bayas de goji, alcohol , jalea real, alprazolam?.
¿Cuando tome la decisión del alimento bajo que "yo" me encontraré?.
Creo que en estos momentos debo ser Mister Hyde o ha salido a flote mi doppelgänger porque estos raciocinios no son  nada razonables. ¿Se marchará con acido acetilsalicilico?


No hay comentarios:

Archivo del blog

Etiquetas

En este lugar puede que haga referencias a otros escritos e imágenes de la red.
Si crees que vulnera algún derecho házmelo saber en la siguiente dirección.
Diezenuna@hotmail.com