1. Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos y diferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocerme a mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijo una voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquella voz :
Razón.– Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién la encomendarás para seguir adelante?
Agustín. –A la memoria.
R.– Pero ¿es lo bastante firme para retener bien tus pensamientos?
A.– Difícil me parece, o más bien, imposible.
R.– Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud te resistes al trabajo de escribir? Mira: estas cosas no se pueden dictar, pues requieren completa soledad.
A.– Verdad dices. Y por eso no sé qué hacer
R.– Pide fuerza y ayuda para lograrlo, y pon esa misma petición por escrito, para que escribiendo aumenten tus bríos. Después resume lo que vayas descubriendo en conclusiones breves. No te inquietes por lo que pida una masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. (San Agustín)

28 marzo 2010

AMANTES




Ni novios o novias, parejas, maridos o mujeres, ni posesiones indiscriminadas, ni acuerdos o contratos  para la supervivencia. Si la esencia es amar... Amantes



Si de una música se tratara tendría un enorme poder de evocación. El que trae consigo de la herencia del bolero, la vena del tango, el embrujo flamenco, la elegancia del swing y la improvisación del jazz.


Nunca será suficiente… Jamás será bastante
Mirandose, sonriendose, tocandose, acariciandose, besandose,  sabiendose poseidos con un solo gesto. Porque así es como se quieren los amantes, unidos por la fuerza de un hilo invisible… sintiendo en los cuerpos esa fiebre punzante.


Viviendo en un mundo paralelo como si de un invernadero peculiar se tratara, donde su amor desesperado podrá ser un delito pero nunca un pecado.
 
No importa en que se use el tiempo, sufrir, reir, descifrar, llorar, comprender, discrepar, mirar, bailar, dialogar o incluso silenciar .
 



Todas las emociones expuestas o acciones entregadas son dadas para la unión.
 
Paz o guerra, sosiego o alteración , risa o seriedad,  júbilo o tristeza, ruido o silencio. Cualquier cosa cabe en sus cuatro paredes, pero ambos comparten la misma alteración.
 

Amantes... es la ceguera de la realidad externa.

Amantes... nada más importa, es lo que nos apasiona, ocupa el pensamiento antes de dormir o a veces no nos deja dormir.
Amantes...  pasión, lujuria y delirio por excelencia.
Amantes... igualmente placidez y dulzura.



Amantes...  paradoja de la unión de dos almas uniformes con dos cuerpos y  mentes desiguales.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Etiquetas

En este lugar puede que haga referencias a otros escritos e imágenes de la red.
Si crees que vulnera algún derecho házmelo saber en la siguiente dirección.
Diezenuna@hotmail.com