1. Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos y diferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocerme a mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijo una voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquella voz :
Razón.– Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién la encomendarás para seguir adelante?
Agustín. –A la memoria.
R.– Pero ¿es lo bastante firme para retener bien tus pensamientos?
A.– Difícil me parece, o más bien, imposible.
R.– Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud te resistes al trabajo de escribir? Mira: estas cosas no se pueden dictar, pues requieren completa soledad.
A.– Verdad dices. Y por eso no sé qué hacer
R.– Pide fuerza y ayuda para lograrlo, y pon esa misma petición por escrito, para que escribiendo aumenten tus bríos. Después resume lo que vayas descubriendo en conclusiones breves. No te inquietes por lo que pida una masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. (San Agustín)

29 diciembre 2009

EXPERIENCIAS



Uno de los blogs mas leídos (según se dice, se comenta, se habla) es el blog de una “anciana” de 90 años en los que escribe sobre Dios, su vivencias pasadas y presentes, con sus consiguientes consejos por su experiencia.

Algunos de sus consejos más acertados pueden ser estos tres:
Es inútil negarse al chocolate, cancela al mes tus tarjetas de crédito y sal a la calle todos los dias.



Yo con la edad que tengo debería tener al menos la mitad de observaciones que esta anciana dama, y debo mencionar que si he llegado a conclusiones serian estas:

Nuestra inocencia es uno de los dones que más alegría y fascinación nos puede aportar, aunque la vamos perdiendo con desilusiones y desconsuelo.
Que las verdades absolutas solo existen para los entes materiales, muy lejos de las opiniones, sentimientos o vivencias.
Que en la sociedad que nos ha tocado vivir dentro de nuestro tiempo y lugar geografico, la regla general es que cada uno tiene la suerte que se busca o se gana (salvo honrosas excepciones)
Que la palabra de cada uno, es nuestro carnet de identidad en el largo camino y lo que nos otorga los galones.
Que la memoria es conveniente para obrar con justicia con el inconveniente de ser dañosa  para la sencillez, candidez, honradez o pureza..



Y que uno de los mayores (haciendolo con verdadera pasión o cariño) deleites de la existencia, subsistencia y supervivencia es....


No hay comentarios:

Archivo del blog

Etiquetas

En este lugar puede que haga referencias a otros escritos e imágenes de la red.
Si crees que vulnera algún derecho házmelo saber en la siguiente dirección.
Diezenuna@hotmail.com