1. Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos y diferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocerme a mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijo una voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquella voz :
Razón.– Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién la encomendarás para seguir adelante?
Agustín. –A la memoria.
R.– Pero ¿es lo bastante firme para retener bien tus pensamientos?
A.– Difícil me parece, o más bien, imposible.
R.– Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud te resistes al trabajo de escribir? Mira: estas cosas no se pueden dictar, pues requieren completa soledad.
A.– Verdad dices. Y por eso no sé qué hacer
R.– Pide fuerza y ayuda para lograrlo, y pon esa misma petición por escrito, para que escribiendo aumenten tus bríos. Después resume lo que vayas descubriendo en conclusiones breves. No te inquietes por lo que pida una masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. (San Agustín)

16 marzo 2009

MIS PECADOS CAPITALES

Canon en D Mayor (Pachebel

Jamás olvidare lo que me dijiste una vez, y que para mi fue una lección .
Dijiste: :”Cuando yo cometo errores, y dandome cuenta de ello, lo que procuro hacer es enmendarme e intentar el perdón sin entrar en la cuestión de si el ofendido ha cometido también faltas”

Según se dice, son siete pecados capitales: Lujuria, gula, avaricia, pereza, envidia, ira y soberbia.
Siempre acepte por naturaleza que cometía 5 de los 7 aquí enumerados.
Pero en estos momentos no he venido aquí a procurar rectificar de ellos

Lo que me ha traído aquí y ahora, es reconocer e intentar resarcirte de los pecados que he cometido contigo, mi amor.

He cometido muchos o tal vez demasiados errores, siempre fui ciega para reconocerlos, bien por falta de atención, bien por conveniencia o bien por cobardía.
! Ay Dios mio¡ Cada vez que pienso en la paciencia que estas tenido para conmigo.
! Ay Dios mio¡ Cada vez que pienso las veces que he reincidido.

Estos últimos días están siendo para mi una auténtica y verdadera cuaresma (con todos sus días, horas, minutos y segundos) y no puedo quejarme por ello, sino todo lo contrario, debo estar agradecida por el encuentro con la realidad.

Lo primero que debo decir es que LO SIENTO, lo siento muchisimo, tu bien sabes porque.
Y debo proseguir diciendo lo feliz, dichosa y plena que me encuentro ante esta mi nueva perspectivas de las circunstancias.

No encuentro la palabra para describir la sensación que me produces. Podría decir ... Te quiero, te amo, te adoro, te deseo, te anhelo..., pero bajo mi perspectiva y mis formas, no hay una palabra exacta para definirlo, mas bien es un sentimiento que hace que si te percibo cerca todo lo que pueda pasarle al universo de catastrófico nada tenga que ver conmigo y lógicamente a la inversa, cuando no te percibo cerca, mi rey, hace que cualquier cosa extraordinaria que pudiera ocurrirme, careciera de importancia. Es decir, nada, absolutamente nada me consuela sino es CONTIGO.

Soy LOLA, y nadie mejor que tu sabe que es lo que soy. También sabes la casi obsesión que me produce la igualdad y es por esto que es ahora cuando debo decirte....

Estas en tu completo derecho en hacer uso de tu legetimidad como yo lo hice en su día contigo.


Soy LOLA y tu más que nadie sabes que puedo ser capaz de todas las acepciones que conlleva mi nombre.
Y es por esto, debilidad, que deseando se agote esta insufrible cuaresma por fin lleguen esos días en los que se celebra la muerte y resurrección de Mi Rey y Mi Dios.

Para entonces, tendré preparado con sus copas pertinentes, una botella gélida de Chardonnay y mientras yo preparo lo que esta vez será una ensalada de foie con rodaballo al horno y tu nos entretienes rondando mi espalda, brindaré por ti.


>

3 comentarios:

Maritoñi dijo...

Hola Lola:
Pienso que parece muy personal, pero me atrevo a comentarte que mi peor pecado es la lujuria, y eso que no tengo sexo....

Touchè dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Touchè dijo...

El autor que ha suprimido el comentario soy yo.

Se trató de una gran cagada mía.
Nada más... ni nada menos.

Datos personales

Archivo del blog

Etiquetas

En este lugar puede que haga referencias a otros escritos e imágenes de la red.
Si crees que vulnera algún derecho házmelo saber en la siguiente dirección.
Diezenuna@hotmail.com