1. Durante largo tiempo anduve considerando en mi interior muchos y diferentes asuntos, y tratando con empeño durante días de conocerme a mí mismo, qué debo hacer y qué he de evitar; de improviso me dijo una voz, no sé si mía o de otro, de fuera o de dentro (pues eso mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); me dijo, pues, aquella voz :
Razón.– Veamos, pon que has hallado ya alguna verdad. ¿A quién la encomendarás para seguir adelante?
Agustín. –A la memoria.
R.– Pero ¿es lo bastante firme para retener bien tus pensamientos?
A.– Difícil me parece, o más bien, imposible.
R.– Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud te resistes al trabajo de escribir? Mira: estas cosas no se pueden dictar, pues requieren completa soledad.
A.– Verdad dices. Y por eso no sé qué hacer
R.– Pide fuerza y ayuda para lograrlo, y pon esa misma petición por escrito, para que escribiendo aumenten tus bríos. Después resume lo que vayas descubriendo en conclusiones breves. No te inquietes por lo que pida una masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. (San Agustín)

24 mayo 2009

Y TÚ ¿COMO ME LEES?

When the sun comes down ( r.i.o)

"La ventaja obvia de leer rápido es que se puede leer más información en menos tiempo, pero además mejora la memoria y la comprensión. No es cierto que para una buena comprensión haya que leer lenta y cuidadosamente, se está demostrando que cuanto más rápidamente se lee, mejora la comprensión.
Leer es como ver una película. En esta analogía el que lee lento o velocidad estándar (entorno a 200 palabras por minuto) es como si viese una película a cámara lenta y el que lee rápido (más de 900 palabras por minuto) es como si lo viese a velocidad normal. Uno puede pensar que el que lo ve a cámara lenta se fija en más detalles de la película, pero al final, retendrá mucho más el que lo ha visto a velocidad normal y tendrá una mejor visión de conjunto. Además habrá disfrutado mucho más el que ha visto la película a su velocidad que el que ha visto la película a cámara lenta.
Hay quienes argumentan que leer rápido hace perder el encanto de la lectura, pero yo no estoy de acuerdo, ya que de hecho en mi caso me ha despertado la afición por la lectura. De todas formas el que puede leer rápido puede elegir leer a una velocidad u a otra, mientras que el que lee lento no tiene elección. Es como tener un deportivo, donde la velocidad la fijamos dependiendo del camino por el que transitamos y dependiendo de lo que queramos sentir y conseguir." Luis Arimany

Sea como sea tu modo de lectura; que todo aquello que ojees te haga entender mejor la diversidad.

2 comentarios:

Maritoñi dijo...

Yo te leo de Puta Madre.

Besos con azúcar glasé.

Maritoñi dijo...

Aprovecho este maravilloso blogs para anunciar una entrevista en directo en Sevilla a mi persona, el 30 de mayo, en radioblog, Luz de gas.

Millones de besos con azúcar glasé y gracias por dejarme hacer publicidad.

Archivo del blog

Etiquetas

En este lugar puede que haga referencias a otros escritos e imágenes de la red.
Si crees que vulnera algún derecho házmelo saber en la siguiente dirección.
Diezenuna@hotmail.com